Todo a última hora…

Seamos sinceras, esto no nos pasa a todas, solamente a las que sois un auténtico desastre de manual como yo…
Es Halloween, bueno, en realidad no es Halloween, falta un par de semanas para Halloween y te invitan a una fiesta guay, a una fiesta hipermegamolona, y dices que sí… por supuesto, encima el hipotecado descansa ese día (en otra ocasión hablaré del maravilloso y olvidado mundo de los turnos) así que: “SÍ CLARO!! Apúntanos!!”.
Se te ocurren mil disfraces, desde los muy muy elaborados hasta algunos un poco más sencillos.
Pero… aún faltan unas semanas para Halloween, así que ¿que prisa hay?.

“¡¡PASADO MAÑANA ES HALLOWEEN!! ¡¡PASADO MAÑANA ES HALLOWEEN!! y no tenemos disfraz!”
Sí, damas y caballeras, y aún te preguntas, “¿Cómo pudo pasar?”.
Pues tranquila, que yo te lo explico:
A falta de dos semanas no hay prisa, miras algo por internet, ves cositas que te gustan y efectivamente, piensas, “Todavía queda mucho”, así que pasas y decides esperar…
Cuando falta una semana, ya te apura un poco el no tener nada preparado, pero usas un medidor de estrés infalible: observas a tu marido/hipotecado/novio y si está estresado, tú te estresas, si está tranquilo, tú te tranquilizas.
En este caso está tranquilo, así que piensas “Todavía quedan unos días” lo que tú no sabes es que tu contrario está tranquilo, porque lo ha dejado todo en tus manos, y piensa que ya lo tienes solucionado, ayyy… pobre iluso… como si no te conociera.
Empieza la cuenta atrás, ya no queda una semana quedan 6 días y uno es domingo, así que cuentan como 5. “Mañana voy a comprar los disfraces” piensas seriamente.
Y es cierto, lo cumples. Al día siguiente cuando sales de currar te acercas a los chinos que están al lado de la ofi y compruebas, que aunque a Halloween le dan mucho bombo y platillo, realmente no está arraigado en nuestra cultura, y lo que realmente prevalece es el día de los difuntos.
Lo compruebas en tus carnes, porque la tienda kilométrica, (no sabemos como los chinos consiguen locales tan grandes en el centro), solo hay ramos de flores, hay tantos ramos que te planteas cambiar los disfraces e ir de primavera… pero cambias de idea porque Halloween es una noche terrorífica, y la primavera solo le da miedo a los que como tú, son alérgicos al polen, así que decides que todavía te quedan 4 días, y que por hoy ya lo has intentado, ya mañana vas con más calma…
Pero mañana surge un imprevisto, (siempre surgen), y cuando por fin te ves libre para ir a comprar, lo único para lo que tienes tiempo es para ir al Metadona (como dice tu abuela) y así evitar morir de inanición, porque si eres desastre, lo eres para todo y hacer la compra, no se libra tampoco…
Bien… te quedan 3 días, ya empieza a cundir un poco el pánico. Descartas el disfraz que tanto te molaba porque ya no te va a dar tiempo a preparar los complementos. Descartas todo lo que necesite pintura en spray, recortar espuma, y coser (jajajajajaja… te ríes desconsolada, ¿¿coser?? pero si no sabes coser…).
Y ya al día siguiente tu contrario te pregunta: “¿Ya tenemos los disfraces?”.
Ya está… no puedes seguir ocultándolo por mucho que lo intentes; solo te quedan tres opciones,
A) hacer como que no le has oído y cambiar de tema rápidamente, esta no suele ser muy efectiva porque si no es luego, será mañana, pero al final tendrás que explicarle que es lo que pasa con los disfraces.
B) Esta opción es más trágica, y consiste en huir, salir corriendo dejando atrás tu vida como una fosquita proscrita, sin amigos, sin familia, sin ropa… nonononononono… sin ropa no… opción B descartada!!
C) la última y mas coherente es explicarle (sin llorar ni hacer pucheros) que no, que a 3 días de la fiesta aún no tenéis disfraces.
Tu contrario hace esfuerzos sobrehumanos para no decirte la verdad a la cara… (esto depende del tiempo que llevéis juntos, si lleváis mucho, le da igual, te dirá lo desastre que eres sin tapujos).
Entonces te informa de las medidas que va a tomar (te recuerda a Merkel).
– No pasa nada, mañana vamos los dos juntos y compramos los disfraces.
Pocas cosas hay peores que ir a comprar con tu hombre. Pero no dices nada, es tu castigo por dejarlo todo para última hora.
Al día siguiente, efectivamente os vais los dos juntitos en armonía y comparsa a un almacén de chinos, (éste se encuentra a las afueras, así que no os cuento el tamaño que tiene).
– Si nos perdemos nos mandamos un whats up – Dices medio en broma medio en serio.
Diez minutos mas tarde, tú sigues sin saber de que disfrazarte, pero él ya lo tiene todo listo. Lo suyo y lo tuyo.
– Yo voy a ir de hombrelobo y tú…
– ¿De vampira?
– No…
– ¿De novia de drácula?
– No…
– ¿De mujerloba…….?
– No…
– ¿De calabaza putilla?
– ¡¡NO!! vas a ir de murciélago.
¿¿¿QUÉ??? ¿¿Puede haber un disfraz con menos glamour que el de murciélago??
– Me niego.
– Es el único que hay de tu talla.
– Me reniego.
– Pues tu misma…

Tu mente empieza a cavilar, cualquier cosa antes que de murciélago…
Finalmente y ante la presión decides ir de chica de la curva, no es muy original pero tiene más glamour…
Así que empiezas a caminar por la nave buscando algo que pueda servirte para tu disfraz…
A los diez minutos te llega un whats up: ¿Donde estás que no te veo?.
Miras a tu alrededor y no sabes muy bien donde estás, caminas un par de pasillos con la esperanza de encontrarte con tu chico, pero no hay suerte. Decides quedarte quieta y lanzar una bengala para que te encuentre… te llega otro whats up, esta vez no pone nada pero es una foto, una foto de una estantería con encaje de bolillos y tapetes de ganchillo. Te suena, has pasado por ahí hace unos diez minutos.
“Quédate ahí que ya voy!” Le contestas con la esperanza de desandar tus pasos y llegar a la zona de “menaje”.
Por fin le encuentras. Te lanzas a sus brazos, como si volviera de la guerra. Él te mira un poquito avergonzado y te dice: “Cari, que hay gente”.
Te rebotas, pero no te alejas mucho no sea que os volváis a separar…
Media hora mas tarde, y con una cesta de la compra llena, os acercáis a la caja.
– Tleintaidos con cualenta.
Joder con los chinos, se han puesto por las nubes; pero pagas gustosa porque ya tenéis los disfraces, y aunque son un poco sosos, eso es mejor que nada, y además hasta te ha sobrado un día…
Cuando llegas al coche, feliz cual lombriz, tu chico te mira y te dice:
– No estés tan feliz… no lo vuelvas a dejar todo para el último día porque igual la siguiente vez no tenemos tanto suerte.
Ayy que dramático se pone, que ganas de aguarte la fiesta, podrías contestarle que todavía os sobra un día, todo un récord para tí… Pero bueno, no te cuesta nada hacerle feliz:
– Sí cariño, te lo prometo. No voy a volver a dejar nada para el último día, de verdad, palabritadelniñojesús.
De camino a casa, (justo, justo, justito a las diez de la noche pasados dos minutos, cuando ya no hay ningún centro comercial abierto) a tu chico le surge otra pregunta…
– ¿Y no tenemos que llevar nada a la fiesta?
Ups… se te había olvidado, con el rollo de los disfraces, te olvidas que habías prometido llevar algo para beber… tu cara te delata… tu chico te mira mientras niega con la cabeza.
– De verdad – Juras y perjuras – De verdad de la buena que es la última vez que lo dejo todo para última hora…

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

9 pensamientos en “Todo a última hora…

  1. Diana noviembre 6, 2012 en 9:21 AM Reply

    jajajajajaja fue tal cual así verdad?? bien guapos que vinisteis! jaja y oye, por cierto! la peluca de Miguel aquí la tengo eh?? que ni me duenta y cuando limpiamos al día siguiente apareció en el marco de la puerta de la cocina como se de una rata trepadora se tratara jajajajaja 🙂 comparto!

    • ratonvolador noviembre 6, 2012 en 12:01 PM Reply

      Bueno… casi casi… salvo que yo llevaba bengala que lanzar en los chinos y que no nos sobró un día, de hecho, lo que nos faltaba del disfraz lo compré el mismo día 1… XD he de decir, que es cierto, yo iba divina… jajajajajajaja
      Jajajajajaja…ayyyy la peluca trepadora… que miedín!! 😀 no te preocupes tú guárdala…
      Oyeeee… fotos… queremos fotos… 😀
      Comparte comprate, a ver si más gente se identifica o por lo menos se echan unas risas!! 😀 MUAKS!!

  2. David noviembre 6, 2012 en 10:01 AM Reply

    Es buenísimo! jajajaja buena manera de empezar la mañana leyendo esto, basado en hechos reales… jajajaja

    • ratonvolador noviembre 6, 2012 en 12:02 PM Reply

      XD jajajajajajaja… me alegra mucho que te haya gustado!! 😀
      Hechos reales totales… vamos… esto es el panuestro de cada day!! 😀 MUAKS!!

  3. Maruchi noviembre 6, 2012 en 12:44 PM Reply

    Ay dios… pobre Miguel lo que tiene que aguantar… jajajaaj es broma mujer!! Anda que no nos reimos todos contigo. Buenísima esta entrada jajaja 😀 Fan de tu blog ya

    • ratonvolador noviembre 6, 2012 en 12:47 PM Reply

      Miguel??? Y yo??? Me imaginas de murciélago???? Nononononononon… la verdad que el pobre tiene el cielo ganao!! XD
      Uyyy pues te recomiendo la anterior…ya ves que no tengo mucho…pero algo es algo!! GRACIASSS!! Me alegra que te guste, nosotros también lo pasamos genial… yo impacté ya cuando vi un spiderman zombie… jajjajajajajajajajaj MUAKS!!!

  4. Gema noviembre 6, 2012 en 4:56 PM Reply

    dios lo que daría yo por ver el disfraz de murcielago de los chinos!! tenia que ser tremendo! aunque no estoy yo pa mucho hablar eh… :S jajaja

    • ratonvolador noviembre 6, 2012 en 9:17 PM Reply

      Gema!! Te prometo que si lo veo le hago una foto para que lo veas!! XD
      Calla… no te quejes que tú glamour tenías pa exportar!! MUAKS!!!

  5. […] (podéis enteraros de la odisea de Jana y Miguel para encontrar disfraz si entráis en su blog, pinchando aquí), y Gema y Quin de Ama de llaves y portero zombie claro […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: